21/3/17


Los regalos de Dios son ilimitados. Después de 15 días de mucho pensar, y mucho orar; y tres noches sin dormir muy bien, llegué al campamento de Jóvenes del Distrito 2: #Inquebrantables. La invitación me la hicieron para que, por medio de dos personales, El Abuelo Cajón y el Mimo, llevara un mensaje sobre los 80 años de la IPUC en Colombia, y los 59 de los Conquistadores Pentecostales.

El reto fue mayúsculo. Más de 450 jóvenes. Muchos nervios. Solo Dios podía hacer algo. El Abuelo Cajón habló de cómo hemos cambiado en 80 años. El común denominador fue la música, y junto a ella comentó cómo las costumbres se han transformado con el paso del tiempo, pero ante todo somos cristianos. El Mimo centró su presentación en la identidad como cristianos. Los cristianos no tenemos máscaras, como los actores.

Muchas cosas pasaron. Muchas risas hubo. Fue mejor de lo que esperábamos. Lo había pensado para una hora, por lo menos el Abuelo Cajón, casi duró dos horas. Nadie se salió. Al final pidieron muchas fotos. Dios es muy bueno.

Lo que más me gusta es que todo gira a dos personajes, nada está centrado en John Anzola. Como abuelo los muchachos pedían fotos, como John Anzola ni me saludaban. Eso me gusta.

No tengo Facebook. No me gusta. Pero al ver el recibimiento del Abuelo Cajón tuve la idea de abrir un perfil para él. En menos de 24 horas ya tiene 50 amigos. Por medio de los comentarios y las publicaciones, el mensaje del campamento ha llegado a las redes, y se puede reforzar. Así, Facebook es un medio de enseñanza y refuerzo excelente.

Los personales están en las manos de Dios. No tengo el llamado para ser pastor, pero sí siento un llamado para enseñar. El Abuelo y el Mimo son excelentes herramientas para hacerlo. Lo que viene está en las manos de Dios. Si no viene nada, ya estoy feliz. Ha sido un honor servir a Dios, compartir verdades bíblicas con 450 jóvenes, y dar a Dios la gloria por lo que él ha hecho.

John Anzola

21 de marzo de 2017. 
Siguiente
This is the most recent post.
Anterior
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. No olvides dejar tu correo electrónico.